Tumblelog by Soup.io
Newer posts are loading.
You are at the newest post.
Click here to check if anything new just came in.

September 10 2012

17:23

20 Lecciones sobre creatividad que podemos aprender de los niños

ninocreaNos esforzamos en convertirnos en esos adultos responsables e independientes que admiramos… solo para darnos cuenta que hemos perdido por el camino todo aquello que realmente era especial y divertido.

Un adulto creativo es un niño que ha sobrevivido.

Existen muchísimas cosas que podemos aprender de los niños, de su actitud ante la vida, la forma de enfrentarse a problemas, su decisión… Aún no hemos entendido que realmente no tenemos que esforzarnos en aprender a ser creativos e innovadores, sino que únicamente debemos recordarlo.

  1. Pon el corazón en lo que hagas. Da igual, que estés jugando, corriendo o montando un puzzle. En ese momento es lo único importante, así que disfrútalo con todo tu ser, energía y pasión.
  2. Sé flexible y adaptable. Da igual que al principio no te salga y te frustres. Al final lo conseguirás, la clave es seguir intentándolo y explorar otras formas diferentes… al final serás capaz.
  3. Deja atrás tus prejuicios. Si olvidas tus ideas preconcebidas podrás descubrir que el mundo es mucho más fácil y atractivo, y que está lleno de posibilidades.
  4. Tienes que divertirte. Aburrirse es aburrido. Si no te diviertes, es que algo estás haciendo mal. Aunque sea con un palo y una piedra, siempre es posible pasarlo bien. La clave está en tu imaginación.
  5. El mundo está lleno de cosas asombrosas. La ilusión por descubrirlas es una de las mejores motivaciones que hay. No hay nada malo en asombrarse y expresar genuina ilusión, sino más bien lo contrario. Es el principio de algo apasionante, así que no tengas miedo de explorar.
  6. Compartir es divertido. Aunque jugar sólo está bien, lo mejor es compartir tus juguetes con otros niños. Juntos podemos descubrir más cosas que solos, y además es un proceso más divertido
  7. Si te caes, levántate. Aunque te hayas hecho daño y te duela, tras llorar un poco hay que levantarse, y volver a intentarlo. Estar lamentándote hace que te pierdas cosas divertidas. No tengas miedo a equivocarte, es sólo un paso en el camino.
  8. No tengas miedo a relacionarte. La vergüenza sólo sirve para no hacer cosas. Conocer a otros como tú, jugar con ellos y pasarlo estupendamente bien vale el esfuerzo.
  9. Expresa tus emociones. Tanto si eres absolutamente feliz como si estás triste, déjalo salir. Te sentirás genial, y aprenderás a reconocer y aceptar tus emociones. Si las dejas dentro, acabarás por no ser feliz.
  10. Mira las cosas como si fuera la primera vez que las vieras. Tu mente está llena de posibilidades, así que celebra lo extraordinario y elimina tus prejuicios.. lo que te llevará a ser capaz de encontrar nuevas ideas y posibilidades.
  11. Sé honesto. La verdad es tu mejor aliada, así que siempre di lo que sientes o piensas. Aunque a veces puede ser duro escucharlo, la gente confiará completamente en ti… así que míralos a los ojos sin pestañear y dilo.
  12. Tus límites están en tu mente. No dejes que nadie te diga qué puedes hacer y qué no puedes hacer, las primeras limitaciones están en tu cabeza. Si encuentras barreras, acabarás por encontrar una forma de superarlas… pero si no lo intentas, seguro que no lo conseguirás.
  13. Aprender cosas nuevas es genial. Todo conocimiento es una nueva pieza a utilizar al resolver problemas y divertirse, no importa sobre qué sea. Cuantas más cosas sabes, más posibilidades hay.
  14. No te preocupes por hacer el ridículo. Es una censura autoimpuesta que sólo sirve para dejar de hacer cosas. Atrévete y olvídate de los demás. Puede que no seas el que mejor baila o pinta, pero sabes divertirte… así que hazlo.
  15. Disfruta de cada momento. Da igual si estas en la escuela, en casa o en el parque. Todo es juego y emoción, así que olvídate de las etiquetas (trabajo=aburrido) y encuentra el lado divertido de las cosas.
  16. No le hagas mucho caso a los “mayores”. Muchos han olvidado cómo divertirse, así que no te preocupes. En realidad sienten envidia porque les encantaría tirarse en el suelo contigo y ponerse perdidos de pintura.
  17. Pregunta lo que no sabes, y si lo necesitas, pide ayuda. Es normal que no lo sepas todo, y la vergüenza a preguntar es una tontería que sólo te hace permanecer ignorante. Si algo no te sale, levanta la cabeza y pide ayuda.  ¿Qué es lo peor que te puede pasar? Que te quedes como estas
  18. Busca lo [simple]. No pierdas tiempo en cosas complicadas o inútiles. La clave es eliminar todas aquellas cosas superfluas o que no te interesan de la ecuación, y centrarte en la base.
  19. Descansa cuando estés cansado. Si ya no te quedan energías, lo único que vas a conseguir va a ser enfadarte. Busca un sofá cómodo o el regazo de la persona que tengas al lado y da una buena cabezadita. Los problemas se ven mucho más sencillos después.
  20. La vida es más fácil de lo que crees. Toda esa obsesión por lo que sucederá en el futuro, o por lo que pasó hace tiempo no sirve de nada. Vive en el ahora, disfruta de cada momento y apóyate en las que personas que te quieren.

Aquí tienes un video de Adora Svitak, la conferenciante más joven en pasar por TED y a la que nadie le había explicado que un niño no podía dar una conferencia inspiradora en un evento como ese. Su charla: “Lo que los adultos pueden aprender de los niños”. Siguiendo este enlace podrás ver el video con subtítulos en español.

http://www.ted.com/talks/view/lang/es//id/815

Mi papá dice que Adora no se comporta como una niña sino como una niña que aprendió a comportarse como adulta y que ver este video le produce sensaciones contradictorias… de todas maneras, te invito a verlo y tener tu propia resonancia.

Espero tus comentarios!!!

Seleccionado por Camila Ubierna de Javier Megias.

EmailLinkedInDeliciousPingNewsVineStumbleUponMeneameBlipPlaxo PulseGoogle ReaderFriendFeedShare

June 26 2011

22:10

Encontrar gente creativa es fácil

Ken RobinsonEn lugar de buscar la creatividad, podemos fomentarla en las personas con las que ya estamos trabajando y redefinir qué es ser creativo.

Hace poco pedimos lo siguiente, en una reunión con 40 ejecutivos:  “levanten la mano aquellos que se consideran creativos”. Este era un grupo selecto integrado por aquellos que la empresa consideraba el futuro de la organización. Sólo hubo 3 manos levantadas.

La teoría oficial parece indicar que contratar gente creativa aporta a la innovación, a la renovación del pensamiento, y a la revitalización organizacional. Un estudio realizado recientemente por IBM demuestra que los CEOs creen que la “creatividad” es la clave para el éxito de sus empresas en los años por venir, — más importante aún que “el rigor en la ejecución, la disciplina gerencial, la integridad o incluso la visión”. Si esto es así ¿por qué no hubo más ejecutivos levantando sus manos?

Una de las razones por la que resulta difícil reclamar la efectividad como rasgo personal es la imagen que tenemos del genio creativo: una figura solitaria, alguien que nació para crear y que es conducido por una compulsión inexplicable para hacer arte. Si bien estos “genios” nos inspiran, no son precisamente los que están buscando las empresas. Además está el argumento contrario al de la teoría del genio creativo, argumento que propone Ken Robinson diciendo que todos nacemos creativos y que el sistema educativo termina erosionando esta creatividad con pasar unos pocos años en la escuela.

Esta segunda teoría tiene un poco más de peso para aquellos de nosotros que no nos consideramos artistas torturados y que tenemos cuentas que pagar. Aún así, muchos de nosotros no necesitamos que se nos vuelva a enseñar a ser creativos, sino tan solo que se nos brinde apoyo en forma creativa. La creatividad en el lugar de trabajo requiere contexto. La creatividad en el trabajo no es un rasgo de la personalidad, sino que surge de un ecosistema.

Los pensadores creativos no son “productos raros” como tendemos a pensar. Si estás gerenciando un negocio y quieres innovación, flexibilidad, y poder creativo para resolver conflictos, no tienes necesariamente que contratar personas creativas. Probablemente ya las tienes dentro de la empresa. Defino a una “persona creativa” como alguien con la capacidad de identificar y comprender en profundidad ciertos problemas, y luego resolver dichos problmas mediante la ruptura de las convenciones del status quo. Atendiendo esta definición, seamos o no artistas torturados, es probable que todos nosotros podamos encontrar un montón de personas a las que consideremos creativas.

En general, los mejores maestros son los que no siguen “el manual”. Los mismo ocurre con los grandes médicos, empresarios, carteros, e incluso asesores impositivos. Todos ellos están en condiciones de conocer muy bien cierto problema y, cuando se les otorga la posibilidad de moverse libremente con un margen de maniobra amplio, logran encontrar una solución exitosa. … [Esto funciona hasta para una recepcionista]. El hecho de que estas funciones puedan ser pasadas por alto en lo que a la creatividad se refiere, se debe en parte a que etiquetamos algunas áreas como “creativas” (por ej. publicidad, diseño…) y otras no. Este es un síntoma de un problema mayor, y una idea peligrosa cuando se piensa en la creatividad para impulsar el mundo de los negocios.

Entonces… ¿qué puedes hacer? En primer lugar detecta las personas inteligentes y originales que quieran hacer las cosas un poco diferentes, y luego pon en su manos las herramientas y fija las reglas que necesitan para hacer precisamente eso. Aquí van algunas pistas para detectar a la gente creativa que ya está trabajando contigo:

  • La personas creativas son empáticas.
  • Las personas creativas piden ayuda y ofrecen colaboración.
  • Las personas creativas hacen preguntas y cuestionan el status quo.
  • Las personas creativas pueden estar escondidas ya que no necesariamente son las de más alto desempeño y dependiendo de la cultura, pueden sentirse subestimados.

Decimos que queremos que estas personas creativas desafíen el status quo e impulsen la innovación, pero esto requiere un cambio de comportamiento incompatible con la mayoría de las culturas empresarias, como por ejemplo:

  • romper las reglas de vez en cuando,
  • no pedir permiso para avanzar,
  • y no pasarse el día haciendo reportes con números.

En muchas culturas corporativas estos comportamientos son considerados como de alto riesgo. Entonces, si ya tienes identificados a los creativos de tu equipo, cabe una pregunta… ¿como los incentivas a que expresen su creatividad en el trabajo?

  • Redefinir el éxito y su recompensa.
  • Adecuar el espacio físico para que facilite la “polinización cruzada” de ideas.
  • Fomentar ideas locas e ideas que busquen atender necesidades humanas. Por ejemplo: no preguntes “¿Qué tamaño tiene el mercado?” antes de preguntar “¿Qué necesidad estamos atendiendo con esta idea?”.
  • Permitir que las ideas sean presentadas antes de evaluarlas o “cocinarlas”.
  • Crear momentos para que los integrantes del equipo se conozcan unos a otros como seres humanos.
  • Apoyar actividades de investigación cualitativa con clientes o clientes de sus clientes, o con otros empleados.

Para aquellos lectores que se consideren creativos encubiertos en sus lugares de trabajo, por favor, háganse conocer. Tomen algunos riesgos, exploren ideas que les atraigan, y sigan haciendo preguntas y cuestionando. Y si alguien, alguna vez les pide que levanten la mano si se consideran creativos: ¡Háganlo con orgullo!

Traducción libre, infiel y a las apuradas realizada por Andrés Ubierna del artículo de Kate Canales publicado en The Atlantic.

Aquí podrás leer su versión en inglés.

EmailLinkedInDeliciousPingNewsVineStumbleUponMeneameBlipPlaxo PulseGoogle ReaderFriendFeedShare

December 14 2010

22:30

Frases que asesinan la creatividad

Una de las técnicas más vieja, útil y habitualmente empleada en procesos creativos es la tomenta de ideas (brainstorming). La regla básica a aplicar por quienes participan del ejercicio es no juzgar la idea que surge, sólo registrarla. Lo que importa es la cantidad de ideas y no la calidad. El momento de evaluar la idea es posterior al de crearla.

Aunque no estemos explícitamente en un brainstorming, hay instantes creativos en muchas interacciones.  Sin embargo la conversación que mantenemos con nosotros mismos o  con otros, puede estar plagada de juicios que matan la creatividad o la elaboración de propuestas disruptivas. En Managers Magazine, y gracias al aporte de Alberto López Correa, encontré la siguiente lista de frases o respuestas, muchas veces automáticas, que inhiben la expansión del juego creativo, y que pueden incluso perpetuar este efecto.

1. En nuestro caso es diferente.
2. Ya lo hemos intentado antes.
3. Cuesta mucho.
4. No es mi trabajo.
5. Estamos demasiado ocupados para eso.
6. No tenemos tiempo.
7. No tenemos suficiente ayuda o gente para hacerlo.
8. Es un cambio demasiado radical.
9. A la gente no le va a gustar.
10. Va en contra de la política de la compañía.
11. Los sindicatos van a protestar.
12. Eso aumentará la burocracia.
13. No tenemos permiso.
14. Volvamos a la realidad.
15. No es nuestro problema.
16. No me gusta la idea.
17. No digo que no sea así, pero…
18. Vas adelantado dos años a tu tiempo.
19. Ahora no es el momento.
20. No está en el presupuesto.
21. A mi no me vas a enseñar nada nuevo.
22. Bien pensado, pero no es práctico.
23. Pensémoslo mejor.
24. Seremos el hazmerreir de la industria.
25. Otra vez eso no…
26. De dónde te has sacado eso?
27. Nos hemos arreglado perfectamente hasta ahora.
28. Nunca se ha intentado.
29. Pongamos eso como idea de baja prioridad.
30. Hagamos un comité.
31. En nuestro lugar no funcionaría.
32. El comité ejecutivo nunca lo aprobará.
33. No encuentro la relación.
34. Mejor consultarlo con la almohada.
35. No se puede hacer.
36. Es demasiado problema cambiar.
37. No da beneficios por sí solo.
38. Es imposible.
39. Conozco una persona que lo intentó y la despidieron.
40. Siempre lo hemos hecho así.
41. A la larga perderíamos dinero.
42. No tentemos a la suerte.
43. Ésto es lo que se puede esperar de un novato.
44. ¿Alguien lo ha intentado antes?.
45. Pensémoslo más detenidamente.
46. Tenemos que rendir cuentas a los accionistas.
47. No sueñes.
48. Si no está roto no es necesario arreglarlo.
49. Demasiado bonito para ser verdad.
50. Es demasiado trabajo.

¿Te animás a ampliar la lista?

November 10 2010

22:30

15 Bloqueos a la creatividad

Todos los seres humanos somos creativos en algún grado. En la actualidad se reconoce que la creatividad no está restringida únicamente a seres excepcionales, y se encuentra como un potencial en cada persona sin excepción.

Es un hecho, sin embargo, que la expresión de la creatividad no siempre ocurre de manera expedita, y con frecuencia nos encontramos con obstáculos que no logramos superar. Podemos hablar de bloqueos, barreras, amarras o inercias, lo concreto es que todas esas expresiones señalan la existencia de algún factor que se interpone para dificultar nuestra conducta creativa.

Los bloqueos pueden frenar la creatividad en forma total o parcial, durante períodos de tiempo muy largos, en toda situación o sólo en alguna de ellas, de modo que una tarea propia de la estimulación de la creatividad consiste en identificarlos y buscar fórmulas para disolver su presencia o atenuarla.

Los bloqueos básicamente pueden actuar tanto desde el plano intelectual como afectivo, o en nuestro ambiente, en los grupos y en la cultura, en forma de influencias restrictivas.

El siguiente listado incluye algunos tipos de bloqueos:

  1. Temor al fracaso, que lleva a retroceder y rechazar los riesgos.
  2. Resistencia a jugar, que termina con el humor y alimenta el apego a lo conocido.
  3. Tendencia a la rutina, que termina asfixiando la posibilidad de descubrir oportunidades.
  4. Miedo a lo desconocido, que cierra el camino de nuevas experiencias.
  5. Exceso de certeza, que perpetúa una sola línea de pensamiento y de acción.
  6. Excesiva rigidez, que no permite valorar y utilizar tanto la lógica como la imaginación y la fantasía.
  7. Desaprovechamiento de los sentidos, que empobrece la experiencia.
  8. Emocionalidad temerosa, que paraliza frente al poder de los afectos.
  9. Falta de sentido crítico, que predispone a la obediencia y al conformismo.
  10. Rechazo a la diferencia, que oscurece la visión de nuevas ideas.
  11. Falta de proyectos compartidos, que impide formas activas de colaboración.
  12. Ausencia de autoconocimiento, que entorpece el desarrollo del potencial.
  13. Soberbia, que anula la posibilidad de poner en duda ideas preconcebidas y meterse cada cual consigo mismo para cuestionar el límite del pensamiento y por ende lograr su trascendencia.
  14. Sobre exigencia hacia uno mismo o hacia otros, que impide aceptar las etapas caóticas y sin control características de la gestación creativa.
  15. Obsesión perfeccionista, que dificulta el proceso de elaboración creativa y rechaza las “ideas en proceso” aplicándoles estándares propios de las “ideas terminadas”.

Tomado del Diccionario de la Creatividad de Ricardo López Pérez con algunos puntos que me tomé la libertad de agregar.

¿Y cuál es la mayor dificultad que encontrás a la hora de encarar un proceso creativo?

September 28 2010

22:30

Talento | Lo que sabes hacer y lo que amas hacer

El mundo está cambiando más rápidamente que nunca en toda nuestra historia. Nuestra mejor esperanza para el futuro es desarrollar un nuevo paradigma sobre la capacidad humana…

Necesitamos generar una nueva valoración de la importancia que tiene nutrir el talento humano junto a una comprensión de cómo el talento se expresa a sí mismo de manera diferente en cada individuo.

Necesitamos crear ambientes -en nuestras escuelas, en nuestro lugares de trabajo, y en nuestras oficinas públicas- donde cada persona se sienta inspirada a crecer creativamente.

Necesitamos asegurarnos que todos los seres humanos tengan la oportunidad de hacer lo que tengan que hacer para descubrir dentro de sí mismos y cada cual a su manera [ese lugar en el que confluyen las cosas que aman hacer con las que saben hacer].

Encuentro inspiración en estas palabras y tal vez te suceda igual, su autor es Ken Robinson y lo leí en su libro: The Element, How finding your passion changes everything.

Share/Bookmark

July 14 2010

22:30

Coaching | Más allá de la técnica: el arte, la humildad y la fe

Vivo cierta paradoja en relación a la forma de observar a quien me da el permiso de ayudarlo a mejorar en las interacciones de coaching que realizo. Para que mi trabajo resulte efectivo necesito sostener lo que llamo una escucha o mirada estereofónica del cliente. Creo haber escrito sobre esto en otros posteos.

Sostengo ante el cliente una observación que lo considera simultáneamente incompetente operativo y sabio esencial. De esta manera es su propia sabiduría y no la mía, la que convoco a la conversación para que vaya en su ayuda durante su proceso de aprendizaje a resolver su incompetencia. Las técnicas son necesarias pero insuficientes. La presencia de esta clase de atención dual simultánea, no tiene que ver con las técnicas de coaching, sino con el arte del coach, e implica humildad y un acto de fe en el potencial superador que habita en el interior de todo ser humano.

Releyendo Presence: An Exploration of Profound Change in People, Organizations, and Society, encuentro una reflexión interesante sobre el acceso a este campo del potencial creativo que me resuena en relación a lo que te contaba recién en el párrafo anterior. Dicen sus autores:

La clave para lograr niveles más profundos de aprendizaje es que las totalidades [sistemas] vivientes  de las que formamos parte activa no son inherentemente estáticas. Como todo sistema viviente, conservan tanto sus características esenciales para su existencia y también buscan evolucionar. Cuando nos volvemos más conscientes de la dinámica del todo [del sistema en su totalidad], también nos volvemos más conscientes de lo que está emergiendo.

Jonas Salk, el inventor de la vacuna contra la polio, hablaba de aprovechar el “dinamismo”   de despliegue continuo que tiene el universo, y de experimentar su evolución como “un proceso activo que… puedo guiar por las elecciones que realizo”. Creía que esta habilidad le había posibilitado rechazar la sabiduría común y desarrollar una vacuna que había salvado millones de vidas.

Muchos de los emprendedores que entrevistamos habían sido exitosos en crear múltiples negocios y organizaciones. Consistentemente, cada uno de ellos creía que su habilidad emprendedora era una expresión de su capacidad para percatarse de una realidad emergente y actuar en armonía con ella. Como lo puso en palabras W. Brian Arthur, un famoso economista del Santa Fe Institute: “Cada innovación profunda se basa en sumergirse en un viaje interno, llegando a un lugar más profundo donde el conocimiento sale a la superficie”.

Este viaje interno de descubrimiento yace en el corazón de toda creatividad, tanto en las artes, en los negocios, o en la ciencias. Muchos científicos e inventores, como artistas y emprendedores, viven en un estado paradójico de enorme confianza -sabiendo que sus elecciones y acciones realmente importan- y profunda humildad – sintiéndose guiados por fuerzas que los trascienden. Su tarea es “liberar la mano del mármol que la mantiene prisionera,” como lo expresaba Miguel Angel. Saben que sus acciones son vitales para realizar su cometido, pero también sabe que hay una mano que “necesita ser liberada”.

Share/Bookmark

Older posts are this way If this message doesn't go away, click anywhere on the page to continue loading posts.
Could not load more posts
Maybe Soup is currently being updated? I'll try again automatically in a few seconds...
Just a second, loading more posts...
You've reached the end.

Don't be the product, buy the product!

Schweinderl